Ciudad de México, , 03 de Diciembre de 2022

LAS FRASE DE CASA

Alejandro Ruiz
21 febrero, 2022

RAZÓN, TESÓN Y CORAZÓN

LAS FRASE DE CASA

Por Alejandro Ruiz Robles

LA SABIDURÍA EN FAMILIA.

Era común que nos reuniéramos en familia para platicar de todo y de nada.

Escuchar a nuestros padres, abuelos, tíos y amigos que se reunieran y juntos crearan una amena tertulia después de una comida resultaba toda una aventura.

De pequeños, siempre nos admirábamos de la sabiduría de los mayores y nos impresionábamos con sus palabras; aunque honestamente, hay muchas ocasiones que no las entendíamos en su totalidad y pretendíamos sonreír o reír entusiastas con tal de manifestarnos en esa convivencia.

Si bien, en ocasiones, las charlas dulces se convertían en discusiones vehementes, no cambiaríamos nada con tal de seguir disfrutando de ellas.

Con el tiempo, nos damos cuenta de que éstas se transforman y de desempeñar roles secundarios o incidentales en las charlas nos convertimos en los protagónicos de las mismas, anhelando a los que se han ido y dando una cálida bienvenida a los que llegan, ya sea porque se integran a la familia o bien, porque han nacido en ella.

Bendito sea el recuerdo de las tertulias familiares en las que crecimos; actualmente … ¿haces algo por mantenerlas activas en tu círculo cercano?

MI ACTUAR HONRA A MI FAMILIA.

Y la riqueza de estas convivencias, son las que nutren de nostalgia nuestros recuerdos conforme vamos creciendo; ya sea porque quienes ahí participaban han desaparecido y su presencia se ha transformado en esencia dentro de nuestros corazones o bien, porque aún vivos, nuestros caminos se separaron por múltiples circunstancias.

Quizás en esos momentos que nos nutríamos de miles de anécdotas no nos percatábamos, lo cierto es que muchas palabras o frases que ahí escuchábamos conforme crecimos se fueron arraigando en nuestro vocabulario y en la fortaleza de nuestra memoria radica la abundancia de lo que expresamos con voz o gestos.

Es curioso, pero hay expresiones que sólo tendrán sentido al pronunciarlas en familia, con ese círculo que las disfrutó y acuñó como propias y que, sin duda, son pruebas fehacientes de nuestra pertenencia a ese núcleo.

¿Aún recuerdas alguna expresión de tales tertulias?

“¡SÓLO HABLAS PORQUE TIENES BOCA!”

Ante la obviedad de esa expresión, está de más pretender mayor explicación; sin embargo, era tan socorrida por los mayores cuando decíamos sandeces que se quedó en mi memoria.

Es curioso, pero siempre la tengo presente cuando alguien, conmigo incluido, dice algo tan absurdo con el único ánimo de manifestarse.

De hecho, esto podría ser dirigido a cualquier político en sus discursos, pero no se trata de polemizar; lo cierto es que, siendo nosotros dueños de nuestro silencio, a menudo estamos tentados a decir algo, sea lo que sea, sin importar lógica alguna.

Tal pareciera que el hablar por hablar se convierte en un hábito para las personas que no cuentan con argumentos que expresar.

Sin duda, al sabernos responsables de nuestros dichos, actuamos con mesura, pero eso no significa que no incurramos en tales acciones tan absurdas como ridículas.

Es un hecho que, si alguno de los miembros habituales a esas tertulias escuchará esas sandeces, respondería con esa expresión y mostraría su cara de incredulidad.

En fin, a estas alturas de tu vida … ¿expresas adecuadamente con palabras la congruencia de tu razón?

DE PRINCIPIOS SÓLIDOS.

Hay muchas cosas que recuerdo; sin embargo, pocas son tan sólidas como las que se agrupan en esta frase: “Cuando estés feliz, no prometas; cuando estés triste, no decidas; y, cuando estés enojado, no discutas”.

Y es tal la profundidad de esta expresión que da para más que un párrafo. Lo cierto es que dejarse llevar por las emociones y no por las razones, nos puede no sólo complicar los momentos sino sus repercusiones pueden generar daños irreparables y quizás, no siempre sea suficiente ofrecer “disculpas”.

Las circunstancias pueden ser en ocasiones impensadas por la manera en que se presentan o por la manera en que nosotros llegamos a ellas; la frialdad que tengamos para actuar debe ser de tal magnitud, que en todo momento debemos estar convencidos de la responsabilidad de nuestros actos.

Nuestras acciones, sean o no lógicas o congruentes con nuestro sentir y pensar, siempre traerán consecuencias … ¿estás consciente de ello?

“CUANDO ESTÉS FELIZ, NO PROMETAS …”

¿Quién no se envalentona cuando las cosas se presentan de manera favorable y llega a entusiasmarse de manera tal que ilusiona a otros con sus palabras?

Tan humano es mostrar felicidad, como pretender hacer al mundo partícipe de ella; pero, siempre será preferible abstenerse de ofrecer algo que en la serenidad de nuestra mente y corazón no estaremos dispuestos a cumplir.

Resulta conveniente pensar que, pasada la euforia, las palabras que pronunciamos ya las hicieron suyas los terceros que las escucharon y estarán ávidos de que sean realizadas.

Una vez que nos manifestamos, tendremos que ser congruentes y actuar en consecuencia. Basta tener presente “No prometas lo que no será” … ¿tú lo haces?

“… CUANDO ESTÉS TRISTE, NO DECIDAS …”

Ni la felicidad ni la melancolía son buenas directrices para tomar decisiones; simplemente, tómate el tiempo para reflexionar, reúne todos los elementos que te permitan una sensata resolución y confróntala con tu realidad, de su resultado, seguramente tendrás una adecuada respuesta.

Ni los cúmulos de risas o de lágrimas harán mas certera nuestra resolución; lo que sí crearán son obstáculos para analizar con claridad.

Si en nuestras manos está el tiempo para tomar la mejor opción, no nos agobiemos actuando a velocidades no requeridas.

“Tiempo dame tiempo” sin duda es una expresión común, sólo faltaría agregar si nosotros nos damos la oportunidad para resolver.

Has pensado … ¿en qué momentos has tomado las mejores en tu vida?

“… CUANDO ESTÉS ENOJADO, NO DISCUTAS”.

No hay nada peor que actuar cuando la mente y el corazón están calientes. No hay peor enemigo para sí mismo y para el mundo que la ira y más cuando está ha obnubilado nuestras razones y emociones.

Decían en casa: “¡Hay más sangre en una discusión que en una guerra!” y quitando la metáfora sin duda que es cierto.

¿Cuántas veces con la rabia vienen las palabras que hieren a quienes amamos?

¿Qué necesidad tenemos de lastimar a quien nos ama?

¿Por qué tenemos que ensañarnos con el débil al sentirnos superiores por la furia que nos mueve?

No sé estas respuestas, lo que sí sé es que nadie merece nuestra cólera intempestiva. En la medida que tengamos una mente fría y un corazón templado podremos hablar sin batallar.

La cordura está hecha para la gente madura y derramar sangre nunca será un aliciente para sentirnos ganadores del diálogo.

Nunca una acción proveniente del enojo ha generado riqueza a una relación humana.

Dañar a alguien con nuestra cólera a menudo nos afecta también a nosotros. ¿Sabes a lo que me refiero?

“EL QUE TIENEN BUEN ENCHUFE … NO TIENE CORTO CIRCUITO”.

En fin, tanta riqueza podemos encontrar al recordar esas tertulias que el sólo invocarlas nos motivan a volver a vivir esos momentos.

Valores, experiencias, enseñanzas, conocimientos, en fin, tantas cosas que del diálogo surgían de que es un hecho que nos han dado gratos y firmes elementos en nuestra formación como personas y profesionales.

Somos de “buen enchufe” y a pesar de los momentos complicados, no deberíamos tener desperfectos ni mucho menos “cortos circuitos”.

Quizás no podamos repetir esas convivencias, pero está en nosotros conservar lo mejor de ellas en nuestras vidas y compartir éstas a quienes ahora nos rodean.

El pasado es historia y seguro que quienes participaron de ella siempre vivirán en nosotros en los momentos que tengamos presente lo que con ellos disfrutamos y de su actuar aprendimos. Ahora es tiempo de honrar su esencia en presencia de quienes integran nuestro mundo.

¿ERES UNA PERSONA DISPUESTA A DAR LO MEJOR DE TI PARA PRESERVAR LO QUE APRENDISTE EN TU NIÑEZ DE QUIENES TE ENSEÑARON CON SU CONVIVENCIA?

¿CONSERVARÁS TUS TRADICIONES FAMILIARES A PESAR DE LA DINÁMICA ACTUAL Y LA VORÁGINE TECNOLÓGICA?

¿AÚN TE DAS EL TIEMPO PARA COMPARTIR EN FAMILIA?

Facebook: @RuizRoblesCP22

Twitter: @22Publica

Linkedin: Correduría Pública 22

Posdata: Agradezco el reconocimiento que me hace la Unión Hispanomundial de Escritores y Mil Mentes por México por mis esfuerzos literarios en favor de la humanidad en este febrero de 2002.

Importante: Síguenos “EN TUS PROPIAS PALABRAS” todos los miércoles de 16 a 18 horas a través de www.wowmx.tv o www.astl.tv … ¡Te esperamos en su 9º Temporada!

  • MODERACIÓN EN TASAS DE INTERÉS...

    Prisma Empresarial MODERACIÓN EN TASAS DE INTERÉS PARA MEDIR DAÑOS Autos eléctricos * Derecho de piso * Carros “c...

    30 noviembre, 2022
    leer más
  • NORMAS INTERNACIONALES,  UN DI...

    NORMAS INTERNACIONALES,  UN DIFERENCIADOR AL ALCANCE DE LAS EMPRESAS /Pasaporte Informativo/ En un entorno c...

    30 noviembre, 2022
    leer más
  • CARSTENS

    CARSTENS CARLOS RAMOS PADILLA* @carlos-ramos-padillaadilla Ha sido sujeto a escarnio público por parte del presid...

    29 noviembre, 2022
    leer más
  • TARIFAS HOTELERAS POR LA SENDA...

    Valija Viajera Tarifas hoteleras por la senda de la recuperación Navidad en Xochimilco * Empleo en el Turismo /Po...

    28 noviembre, 2022
    leer más
  • JACALA DE LEDEZMA, HIDALGO. PA...

    JACALA DE LEDEZMA, HIDALGO. PARAISO DEL HUAPANGO, UN PUEBLO CON HISTORIA /Por Amalia Martínez Austria/ /Jacala Mu...

    28 noviembre, 2022
    leer más