Ciudad de México, , 17 de Julio de 2024

¡TE ODIO Y TE QUIERO!

Carlos Pozos
14 junio, 2023

LOS POZOS DE CARLOS POZOS

¡TE ODIO Y TE QUIERO!

/por Carlos Pozos/

Ahora que andamos incursionando en el mundo artístico, les recuerdo a mis amigos lectores de la tercera edad –sobre todo–, que seguramente se acuerdan de Julio Alfredo Jaramillo Laurido, reconocido con el nombre artístico de Julio Jaramillo, quien fue un cantante y compositor ecuatoriano apodado “El Ruiseñor de América”, que a mitad del siglo pasado alcanzó gran fama en América latina, y particularmente aquí en México, con sus interpretaciones de boleros, valses y otros géneros. Y entre esas canciones destaca la que se titula “Te odio y te quiero”, parte de cuya letra dice así: 

Te odio y te quiero

Porque a ti te debo

Mis horas amargas

Mis horas de miel

Te odio y te quiero

Fuiste el milagro

La espina que duele

Y el beso de amor

Por eso te odio

Por eso te quiero

Con toda la fuerza

De mi corazón

No quiero nombrarte 

Y busco en las copas

El vino de olvido

Que nunca se da

Pensando arrancarte, 

busco en otras bocas

El beso que borre 

tu beso inmortal. 

La canción –si lo analizan bien–, se ajusta plenamente a la oposición y a los grupos de conservadores de México, que quieren que se acaben las conferencias de prensa llamadas “mañaneras” (las odian); pero por su doble moral, como Xóchitl Gálvez y Denise Dresser –quien ya estuvo en el salón Tesorería–. Ellas quieren asistir al ejercicio de comunicación social para hacer actos de publicidad gratuita para sus aspiraciones políticas a la Jefatura de Gobierno en el 2024 (las quieren).

A Xóchitl Gálvez, que fue el lunes a Palacio Nacional a exigir derecho de réplica –como si fuera periodista–, el Presidente de todos los mexicanos le respondió puntual: “Que se vaya a donde viven los fifís”, y por ello se le negó la entrada a “la mañanera”, aun con su orden de un juez del grupo conservador.

En medios de manipulación como El Financiero, aparece en un espacio titulado “Confidencial” –sin autor responsable–, que el Consejo Nacional de Morena estableció que, con miras a las elecciones del año próximo, evitarán los medios reaccionarios, conservadores, adversarios de la Cuarta Transformación y partidarios del viejo régimen. Y así evitar los debates públicos y polémicas, acciones de desprestigio, descalificación o agresión entre aspirantes.

Y ahora resulta que este medio especializado en el sector financiero cabecea diciendo: “Que no hablen con medios conservadores” y agrega que, si el parámetro es de “la mañanera”, prácticamente sólo se salvan de esa etiqueta los youtubers como Lord Molécula y uno o dos medios “tradicionales” afines.

Les vuelvo a recordar que el presidente y director general de El Financiero es Manuel Arroyo Rodríguez, quien nunca ha sido periodista; y así en casi la totalidad de los medios mercantiles de comunicación en México, en donde lo primero para ellos no es la comunicación, sino la venta de la noticia sesgada o tendenciosa.

Este empresario tuvo la concesión de la construcción de reclusorios en tiempos de Felipe Calderón; y otros empresarios dueños de periódicos y “medios de manipulación” tuvieron negocios como el de alquiler de patrullas al Gobierno, de fabricación de credenciales digitalizadas, negocios con bienes inmuebles, o prestación de servicios médicos en hospitales de su propiedad.

Excélsior, que nació en 1916, fue un periódico gobiernista con Rafael Alducin, pero tuvo sus años de gloria bajo la dirección de don Julio Scherer, Manuel Becerra Acosta y Jorge Villa, hasta que el 8 de julio de 1976, por consigna del presidente Luis Echeverría, se les expulsa y llega al frente Regino Diaz Redondo, protagonista del famoso “golpe”.

Los reporteros de a pie deberíamos de abrir los ojos y admitir que el avance tecnológico y la falta de un periodismo de investigación con contenidos, ha sido lo que ha ocasionado la caída en las ventas de ejemplares impresos, además de la cultura casi generalizada de la población por la falta de lectura. Es recurrente ver a los compañeros periodistas como en Jerusalén: en el “muro de las lamentaciones”, culpando a la administración del Presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, de minar la profesión del periodismo, esperanzados en volver a vivir de la publicidad gubernamental. Que papá Gobierno dé, es su filosofía. ¿Hasta cuándo el gremio se dará cuenta que la 4T no necesita de los medios neoliberales, si ya ha gobernado por más de 5 años sin su apoyo y a pesar de los ataques y campañas en su contra? 

La crisis del periodismo no surge con el presidente Andrés Manuel López Obrador; inicia con Carlos Salinas de Gortari –hagamos un poco de memoria–. Ustedes, como siempre, tendrán la mejor respuesta: ¿Están de acuerdo en que los “te odio y te quiero” representan la doble cara de los conservadores? Hasta aquí con Los Pozos de Carlos Pozos. Y si desean que le haga su pregunta al Presidente de México en la conferencia de prensa “mañanera”, por favor háganmela llegar al correo: lordmolecularedacción@gmail.com; vía Twitter a: @lordmoleculaoficial, o bien, visiten nuestro portal https://www.lordmoleculaoficial.com/ así como también pueden ver mi Canal Lord Molécula Oficial.

  • DEL VERBO MENTIR

    ENTRESEMANA Del verbo mentir “Tú serás, mi último fracaso, no podré querer a nadie más…” Pedro Infante en El Inoc...

    16 julio, 2024
    leer más
  • SECTOR INFORMAL, INFORMALIDAD ...

    Prisma empresarial Sector informal, informalidad laboral y economía informal * Trump *Apple Por Gerardo Flores Le...

    16 julio, 2024
    leer más
  • RECICLAJE

    RECICLAJE *Recuperación de desechos Por Luis Repper Jaramillo* lrepperjaramillo@gmail.com ¿Recuerdas, ex Jefa Del...

    15 julio, 2024
    leer más
  • LA LUCHA CONTRA EL SARGAZO

    Valija Viajera LA LUCHA CONTRA EL SARGAZO * Sectur y su importancia Por Alejandra Pérez Bernal HACE MÁS de t...

    15 julio, 2024
    leer más
  • El proteccionismo en la indust...

    Prisma empresarial El proteccionismo en la industria automotriz * Costco * Pfizer Por Gerardo Flores Ledesma HACE...

    12 julio, 2024
    leer más