Ciudad de México, , 24 de Septiembre de 2018

Scrooge y hartazgo de los reyes magos

Roberto Fuentes
6 enero, 2017

DIARIO EJECUTIVO

>> El día en que Baltasar decidió renunciar

>> Gasolinazo, WalMart, Rassini, Kia, Walkman

ROBERTO FUENTES VIVAR

Este año, los Santos Reyes o Reyes Magos o Santos Reyes Magos mostraron síntomas de desilusión, de impotencia y hasta de hartazgo, al grado de que uno de ellos comenzó a releer los cuentos de Charles Dickens para identificarse con Ebenezer Scrooge, el hombre que odiaba la navidad.

En primer lugar fueron millones de cartas las que recibieron de los mexicanos, en las que les pedían que el gobierno diera marcha atrás al gasolinazo. Fue tal la insistencia epistolar, que intentaron hacer contacto con el presidente Enrique Peña Nieto, pero no lo encontraron ya que estaba de vacaciones y cuando regresó su único interés era cumplir al pie de la letra (o a pie juntillas, como también se dice en el argot mexicano) la idea de imponer al primer secretario de estado nombrado por un presidente electo de otro país. Enorme frustración, al no poder cumplir el deseo de los millones de mexicanos.

Por eso, dicen, se les vio tan tristes que hasta uno de ellos pensó en el suicidio y otro más –aseguran fuentes cercanas a los hechos- se cubrió el moreno rostro con un pasamontañas y acudió a centros comerciales a participar en actos vandalismo para conseguir regalos que distribuir en su camello en la noche de reyes. Uno más fue visto en las manifestaciones pacíficas afuera de una gasolinera en calzada de Tlalpan. Pero uno de los graves problemas es que, al no poder satisfacer los deseos de los mexicanos, uno de los tres reyes magos (unas fuentes aseguran que Gaspar, pero no me consta) sufrió un fuerte conflicto de identidad.

Se miraba largamente en el espejo y de repente veía el rostro de un obrero al que apenas en la próxima quincena le llegará el aumento al salario mínimo ¡35 pesotes más! Otras veces el reflejo le devolvía la imagen de un oficinista que ya no podía endeudarse más porque sus tarjetas de crédito estaban hasta el tope. Incluso se vio como un campesino que, por el aumento de precios en esta cuesta de enero, no podía comprar en el mercado los alimentos que él mismo producía.

Ese fue –de acuerdo con datos extraoficiales- el Rey Mago que estuvo al borde de poner fin a sus días. Afortunadamente el arma con la que pudo intentarlo estaba empeñada desde días atrás en el Monte de Piedad. Finalmente, tras de que se le pasaron las intenciones suicidas decidió hacer un esfuerzo mayúsculo para cumplir con su cometido anual de llevar regalos a los niños que habían puesto su zapato bajo el árbol de navidad. Desde luego que ya una vez puestos de acuerdo los tres Reyes Magos en que, a pesar de la frustración de no poder cumplir el deseo de los mexicanos de cancelar el gasolinazo, debían visitar todas las casas y llevar presentes en la noche del cinco de enero (cuando todavía pueden verse en el cielo las tres estrellas alineadas.

Claro, si no hay contaminación que lo impida) y alistaron al caballo, el camello y el elefante. Menos mal, dijeron, que no usan gasolina, aunque ya aumentó el precio de la alfalfa. Y aquí fue donde las cosas se pusieron difíciles. -No sólo no nos pagan, sino que además tenemos que poner dinero de nuestra bolsa por ese mal llamado espíritu de la navidad-, dijo Baltasar, poniendo por primera vez en siglos el negrito en el arroz. Melchor se quedó pasmado y pensando.

Trató de rascarse el cabello con el dedo índice de la mano derecha, pero no pudo por el turbante que le cubría el pelo, aunque sí le hizo arañazos a la tela: -Chale, carnal. No hay purrum. Pero tenemos una obligación que cumplir- le dijo a su compañero, el negrito del arroz-. No podemos hacernos rosca con los regalos. -Dime Mel –retó Baltasar a su compañero Melchor, nombrándolo con un apodo modernizado en el cual el ahorro de letras es cada día más patente en las pláticas coloquiales- ¿Para qué diantres nos alcanza con el poco dinero que tenemos? -Menos mal que dices diantres y no demonios, Balti, carnal.

En verdad os digo que son pocos maravedíes para tan grande hazaña que nos ha tocado en suerte realizar en este principio de año, pero todo sea por el espíritu de Navidad. -¡Cual espíritu de Navidad, Mel! si los mexicanos no tienen tiempo para pensar en navidades, apenas pueden subsistir… A ver dime ¿Quién se acuerda en esta temporada de por qué existimos y del nacimiento del Niño Dios, a quien rendimos homenaje?… Nadie. -Es verdad –intervino Gaspar por primera vez en lo que hasta entonces era un diálogo- nadie se acuerda: los pobres buscan como conseguir dinero para regalos y los ricos disfrutan de lujos y gulas. Miren. Gaspar sacó una bola de cristal en la que observaron una familia mexicana, en la que los papás tenían hasta tres trabajos fijos para satisfacer las necesidades básicas y llegaban a su casa (si es que podía llamársele casa a un cuarto redondo). Del otro lado miraron a uno de los accionistas de El Palacio de Hierro, brindando con champaña porque las utilidades de 2016 fueron excelentes. -Como pueden ver –añadió Gaspar- unos no tienen tiempo para pensar en la navidad. Otros tienen todo el tiempo del mundo para poder extender el espíritu de solidaridad de esta temporada, pero solo saben mirar sus ganancias. -Eso es lo que digo –apoyó Baltasar-. Además, la mayoría de los mexicanos están cansados de visitar tiendas, mirar escaparates y estrujarse los bolsillos porque no les alcanza para nada. Ni siquiera para una rosca. Para colmo, agrego Balti, en las tiendas los hacen caminar el doble porque si quieren comprar unos calcetines ya no existen departamento de calcetines, sino que tienen que ir recorriendo los stands de cada marca para ver los precios. Imagínense, caminar para un lado y ver un precio, luego regresarse para el otro lado, para compararlo y finalmente volver a andar otros 500 metros para comprarlo, si es que el dinero les alcanza. Definitivamente, es mucho trabajo y poco el dinero. Por eso ya comencé a odiar la navidad, al igual que un personaje de hace muchos años, a quienes decían señor Scrooge. -Andas mal mi querido Balti, chale carnal, quieto prieto, sereno moreno – insistió Melchor. -¡Que mal ni que ocho cuartos! Lo que anda mal es el sistema. Ya viste las escenas que nos mostró Gasparín… Perdón mi querido Gaspa, pero es que ahora los mexicanos conocen más a un personaje de la televisión que se llama Gasparín que a ti, mi estimado. -No os preocupéis que ya lo conozco -dijo Gaspar-, pero el asunto que nos atañe es que debemos cumplir con nuestro cometido. Este año millones de niños esperan un regalo en su zapato, aunque sea una pequeña nuestra de afecto que les haga ver que son tan importantes como el niño que nació hace ya más de dos mil años en  pobre pesebre… -Bájale, mi estimado Gaspi, que hasta pareces autor de tangos o por lo menos guionista de Televisa. No seas cursi. -Cursi, tu RCHPM, como escriben ahora en internet para ahorrarse palabras. -Serenos, morenos. No hay purrum. Párenle los dos, que no son tiempos para tener diferencias. Es momento en que debemos estar unidos ante las adversidades que llegan del exterior. Sólo unidos podemos hacer frente a las turbulencias globales que pueden afectar la buena marcha de la economía. Unidos podemos conservar los éxitos que se han logrado y que nos ponen muy encima, macroeconómicamente hablando, de las demás economías emergentes, gracias a las ref… -¡Ja, ja, ja, ja, ja -soltó la risotada Baltasar- lo que nos faltaba, Melchor ya se volvió priista!  Hasta parece malhechor de esos que gobiernan México. – Órale, carnero, no me ofendas que yo soy de Oriente y no precisamente del oriente de la ciudad de México, en donde se acumulan todas las miserias que no se han podido mitigar a pesar de que México ha cumplido con mantener incólumes todas las variables macroeconómicas que dan estabilidad a un sistema en el cual las medidas las medidas que se toman, aunque dolorosas son necesarias para… -Te digo que le bajes de tono a tu discurso, mi querido Melchor porque de lo contrario me voy a dormir a media jornada. -En fin –terció Gaspar, con su corona de Rey mago ya medio desajustada por el acaloramiento de la plática- tenemos que ponemos de acuerdo en el qué y el cómo para poder llevar nuestro mensaje a los niños mexicanos. -Lo más importante –le respondió Baltasar, cada vez más molesto y sacándose la corona de rey para colocarse en la cabeza un sombrero de copa similar al que Charles Dickens describió para el señor Scrooge- no es el qué y el cómo, sino el cuánto. -Calma, que habla el alma, carnal. Te has vuelto muy materialista, mi estimado Baltasar-, dijo Melchor -Y tú muy xenófobo, mi estimado, Mel. Ya hasta te pareces a Donald Trump. Sólo porque soy negro y exijo mis derechos, ya me llamas materialista y no dialéctico. -¿Pero qué te pasa, querido Baltasar? –preguntó Gaspar. -Nada, que estoy harto. Harto de tener poco presupuesto para regalos, harto de que el dinero no alcance para nada, harto de que las tiendas departamentales sólo sean escaparates de marcas y no tomen en cuenta a los consumidores. Harto de que nos aumenten el trabajo, pero no las retribuciones. Harto de que aumenten los precios sin tomar en cuenta las necesidades de los consumidores…. Mientras daba su retahíla de hartazgos, Baltasar se quitó la capa y las babuchas. Toda la ropa, hasta quedar desnudo. -… Harto de que no se nos reconozca nuestro esfuerzo. Harto de que el espíritu de navidad se haya convertido en un mero mercantilismo… Baltasar se fue poniendo unos pantalones de casimir inglés, un chaleco, dentro de cuyo bolsillo colocó un reloj de cadena “made in China”. Se calzó unos zapatos bostonianos. -… Harto de que se nos haga trabajar de más en esta temporada. Harto de ver caras tristes de los dependientes de almacenes que tienen que soportar horas de pie y que no pueden siquiera ir al baño… Se puso un largo saco que le llegaba hasta los muslos. -Harto de que los dueños de las tiendas festejen esta temporada sin acordarse de que son épocas de solidaridad. Se puso encima de todo un grueso abrigo y una capa. -Harto de la navidad-, dijo mientras comenzaba a esgrimir un bastón con empuñadura de plástico imitando al oro. -Chale carnal. Pero tenemos que cumplir- le dijo Melchor. -Así es –le respondió Baltasar-, pero si saben contar, para 2018 no cuenten conmigo. ¿Qué parte de que estoy harto no entendieron? Es la última vez que los acompaño. Para el año entrante, si siguen las cosas como están, seré Baltasar Scrooge, el Rey Mago que odia las navidades. Así fue como en 2017, uno de los reyes magos, el negro Baltasar, anunció su deseo de convertirse en el futuro en el nuevo señor Scrooge, por estar harto de la situación económica y social. Un la estación Tepalcates, el filósofo del metro escribía: Cuando llegan los reyes traen en regalos, cuando no, pues no. NA (Nota del autor): las palabras textuales que aparecen en el escrito fueron obtenidas de las intervenciones (colocación de micrófonos) llevadas a cabo por las autoridades de la Secretaría de Gobernación y que fueron filtradas anónimamente a este escribano.

Tianguis

Muchas son las reacciones al gasolinazo, aparte de las manifestaciones en su contra y de la reaparición de grupos pagados para vandalizar, al estilo de los halcones. El Secretario General de la Alianza Campesina del Noroeste, Raúl Pérez Bedolla dijo que el gasolinazo y el posterior mensaje de  Enrique Peña Nieto en vez de brindar tranquilidad reanimaron la inconformidad al  mostrar su insensibilidad para ver la problemática en cadena que trae el aumento a los precios de la gasolina. Previó un fuerte incremento en los costos de producción, que podrían registrar alzas hasta de 40 por ciento en productos de primera necesidad alimentaria, como lo es la leche, la carne de res, carne de puerco, pollo, huevo, maíz (tortilla) y frijol… A su vez, la Coordinadora Nacional Movimiento Plan de Ayala, que encabeza Francisco Jiménez Pablo, dijo que el aumento brutal al precio de las gasolinas y diésel es un golpe despiadado al pueblo mexicano que ve como el aumento otorgado a los salarios mínimos de siete pesos para ubicarlo en 80 pesos diarios se diluye al comprar los alimentos de la canasta básica la cual aumentó ya hasta un 40 por ciento…. A su vez, el coordinador de los diputados del PRD, Francisco Martínez Neri,  calificó de absurdo lo dicho por el titular del Ejecutivo federal, quien  en mensaje a la Nación negó la evidente relación que existe entre el  alza en el precio de los combustibles y la Reforma Energética, derivado  de la aprobación en la Ley de Ingresos para 2017, que el PRI y el Verde  impulsaron. “Con este mensaje está actuando de  forma insensible e irresponsable ante las justas demandas ciudadanas”, señaló… Por otra parte, Wal Mart dio a conocer que espera un crecimiento de las ventas en las mismas tiendas en México superior al estimado de 6.0 por ciento durante diciembre de 2016, por las remesas mayores de lo esperado. Estas ventas  aumentarían por encima del 7.5 por ciento en el cuarto trimestre del año pasado… Rassini, la principal productora de autopartes mexicana, dijo, en relación la cancelación de Ford de construir su nueva planta en San Luis Potosí, que la decisión de la empresa automotriz estadounidense “no tiene impacto alguno en las operaciones, finanzas o planes de crecimiento de la compañía debido a que no se tiene ningún contrato de proveeduría de componentes para ninguna plataforma que fuera a producirse en dicha instalación”. A sus accionistas, dio a conocer que Rassini mantiene una relación de negocios de muchos años con Ford y más allá de instalaciones específicas… Kia Motors México celebró el último mes del 2016 consiguiendo 6,030 unidades vendidas, lo que se traduce en un crecimiento de 110.4 por ciento respecto a noviembre. La armadora coreana volvió a superar la barrera de los 6,000 vehículos vendidos en un sólo mes gracias a la oferta de productos que tiene en el país, cerrando el año en la 8va posición, ranking en el cual se afianzó desde el pasado mes de abril… Sony Corporation presentó sus novedades en la feria de Las Vegas. Entre las que se encuentran los  productos que, con la tecnología HDR (alto rango dinámico). Una de las novedades es el  nuevo Walkman que pesa menos de 100 gramos y tiene una batería de hasta 45 horas, además de que es compatible con Bluetooth y con otras tecnologías.

filosofodelmetro@yahoo.com.mx

 

  • 21 DE SEPTIEMBRE, DÍA MUNDIAL ...

    21 de septiembre, Día Mundial del Alzheimer Cada tres segundos se detecta un nuevo caso de demencia en el mundo, ...

    20 septiembre, 2018
    leer más
  • SALE LA ANPERT EN DEFENSA DE L...

    SALE LA ANPERT EN DEFENSA DE LA UNAM Fuerte pronunciamiento contra la violencia en la entrega de Preseas 2018 /Po...

    19 septiembre, 2018
    leer más
  • LANZA PRICETRAVEL SU FESTIVAL ...

    LANZA PRICETRAVEL SU FESTIVAL DE VIAJES La agencia de viajes en línea ofrecerá descuentos hasta del 70 por ciento...

    17 septiembre, 2018
    leer más
  • LA SAVIA DEL BAGAZO

      Crónicas de una Inquilina La savia del bagazo /Ilk Oliva Corado/ Nos hicieron creer que el progreso está e...

    17 septiembre, 2018
    leer más
  • URGE IGUALDAD DE CONDICIONES P...

      Para desarrollar la competitividad en comercio electrónico y tradicional en México, urge igualar las condicione...

    17 septiembre, 2018
    leer más